Revenga

Intervenciones arqueológicas


Cartel_Presentación 2020


Excavaciones arqueológicas en el yacimiento altomedieval de Revenga: Nuevos datos para el conocimiento de los espacios de hábitat altomedieval en el Alto Arlanza (Burgos). Hábitat, culto y estructuras de producción de la Alta Edad Media en Revenga (Comunero de Revenga, Burgos): evidencia arqueológica de un nuevo enfoque histórico

Karen Álvaro Rueda, Esther Travé Allepuz, M. Dolores López Pérez


RESUMEN

Las dificultades inherentes al análisis de las estructuras de poblamiento y organización del territorio en el periodo altomedieval se deben en buena medida a la escasez de fuentes para su conocimiento. Los trabajos de excavación arqueológica en el yacimiento de Revenga (Comunero de Revenga, Burgos), han permitido conocer los rasgos característicos del espacio de hábitat anexo a una de las necrópolis más conocidas del Alto Arlanza y han aportado información muy valiosa para el conocimiento de estas comunidades. En este trabajo se presentan los resultados de las primeras intervenciones realizadas y se interpretan las implicaciones históricas de dichos datos, que permiten adelantar al menos dos siglos las cronologías tradicionalmente atribuidas a estos enclaves.


La Cuenca del Alto Arlanza forma parte de un escenario complejo. El yacimiento arqueológico de Revenga (Comunero de Revenga, Burgos) es una de las necrópolis excavadas en la roca que existen entre las cabeceras de los ríos Arlanza y Duero. Estos sitios se identifican por los restos arqueológicos de una iglesia, un cementerio de tumbas excavadas en la roca y un asentamiento en el área anexa. Las zonas habitadas del paisaje de la Cuenca del Alto Arlanza se conocen por primera vez desde que se inició el trabajo de campo arqueológico en 2014 en el yacimiento arqueológico de Revenga. Las principales características de los asentamientos en la cuenca del Alto Arlanza parecen relacionarse con la asociación entre cementerios, iglesias y hábitat –incclesiamento, según M. Lauwers (2005, 2013).Esto habría asentado una red que no puede relacionarse con una organización clara y sistemática o con estructuras de poder firmes y bien asentadas al menos durante el período anterior.


El estudio de la vasta área de 800 metros cuadrados al noreste de la necrópolis y la excavación arqueológica realizada durante 2014 y 2015 revelaron la existencia de una cantidad considerable de unidades de hábitat, generalmente identificadas como edificios hundidos. También se descubrieron pocas áreas de producción explotadas en al menos tres fases diferentes. Estos restos demuestran la existencia de un espacio intensamente ocupado durante un período prolongado de tiempo. En este artículo presentaremos un breve resumen de los resultados obtenidos hasta la actualidad, sus implicaciones para la narrativa histórica y las nuevas hipótesis de trabajo que se pueden formular.


Un trabajo de campo reciente en el sitio de Revenga reveló la existencia de dicha arquitectura, de la cual solo se ha conservado la huella en la superficie rocosa. Se ha descubierto una cantidad considerable de edificios ovalados y cuadrados, en su mayoría hundidos, en el sitio de Revenga, ocasionalmente con sedimentos asociados. Algunas de ellas están relacionadas con capas de uso y abandono, otras aparecieron justo después de la limpieza de la superficie de la roca y finalmente otras fueron identificadas durante la fase de laboratorio, al estudiar el contorno del sitio y la fotografía aérea.


Todo el conjunto presenta características similares y bastante homogéneas. Estas estructuras se cortan en la superficie del piso de acuerdo con un plan ovalado o cuadrado. Tienen entre 5 y 10 m2 de ancho y ocasionalmente son más grandes, alcanzando aproximadamente 15 m2 de ancho, aunque estas estructuras más grandes no transforman significativamente la vista general del sitio. Este panorama no parece ser realmente diferente al hábitat protohistórico que se encuentra en las zonas montañosas de la cordillera Cantábrica (Ruano, 2015). El conjunto de datos recopilados en el sitio arqueológico refuerza la hipótesis de un asentamiento duradero en el sitio de Revenga de acuerdo con diferentes fases. Estos implican la transformación y reconstrucción del hábitat y las estructuras de culto. La cronología relativa de capas define al menos dos fases diferentes de asentamiento:una de estructuras predominantemente ovaladas y una posterior de estructuras cuadradas.


Los principales volúmenes de tiestos de cerámica, generalmente escasos, se pueden atribuir al período Antigüedad Tardía, posiblemente a los siglos IV-VI, que representa la ocupación de estos sitios antes de lo que se suponía. Los datos recogidos del abordaje arqueológico en campañas recientes sugieren que la ocupación de Revenga pudo haber tenido lugar al menos un par de siglos antes de lo considerado en investigaciones anteriores (Padilla & Álvaro, 2010: 293). Las estructuras de hábitat y las áreas de producción al aire libre habrían sido ocupadas desde el siglo VII en adelante, de acuerdo con cronologías similares sugeridas en algunos otros sitios similares (Vigil-Escalera, 2007). Por lo tanto, el panorama es el de patrones de asentamiento que aún se están formando en la época medieval temprana y cuyo origen tiene sus raíces en la época tardía.


*   *   *



Seguimiento en medios:


condadodecastilla.es

Hallazgos de la sexta campaña de excavaciones en Revenga (2019)

El viernes 9 de agosto concluyó la sexta campaña de excavaciones en el yacimiento altomedieval de Revenga (Burgos) que se ha centrado en los espacios dedicados a la producción, la elaboración de cerámica, los talleres y el trabajo con hierro.

Se ha excavado en una zona de unos diez metros cuadrados y se ha delimitado ese espacio de trabajo en el que los moradores del poblado generaban los materiales, instrumentos y herramientas para su abastecimiento. Es un espacio rodeado por las viviendas, ha explicado Karen Álvaro, una de las investigadoras y directora de la excavación, que arrancó en el año 2014.

Karen Álvaro recuerda que el yacimiento de Revenga es singular pues muestra el hábitat del mundo rural no romano, cómo vivían poblados periféricos al margen de los circuitos romanos, de Clunia o incluso del cenobio de San Pedro de Arlanza. El asentamiento de Revenga funcionaba de manera autónoma, se dedicaban a la explotación del bosque, a la agricultura y la ganadería y producían su propia cerámica y sus utensilios.

De ahí la importancia de ahondar en el conocimiento de esa zona destinada a la producción, en la que se han encontrado restos cerámicos y algunos de hierro, como clavos. Se ha podido definir un taller y se ha excavado para sacar a la luz un horno, que ya había aparecido el pasado año. También se ha descubierto una covacha, un especie de casa o construcción baja y humilde, pero derrumbada y que se estudiará en próximas campañas pues este año ya no ha dado tiempo.

La investigación llevada a cabo hasta ahora ha permitido saber que el asentamiento estuvo ocupado desde el siglo V hasta el siglo XIII, cuando sus moradores se marcharon a Canicosa, Quintanar y Regumiel. «Tenemos todo el eje cronológico para ver la evolución», lo que hace también más complicado la datación con precisión y encontrar los límites entre las fases de asentamiento.

La gente vivió y produjo allí desde un primer momento y fue construyendo sobre construcciones existentes y reutilizando materiales, así que los límites a veces están difusos. Los restos cerámicos, los materiales metálicos, los restos vegetales o la tierra ayudan en las labores de datación y, lo que no se puede concretar sobre el terreno, se hace en los laboratorios para poder saber si una determinada construcción corresponde al siglo V, VI o VII, que es la época en la que se enmarca el trabajo actual.

El yacimiento de Revenga y su excavación

El yacimiento de Revenga ocupa una extensión de dos hectáreas. La necrópolis rupestre se recuperó en una primera fase. Lo que hace excepcional al yacimiento es precisamente la existencia de ese poblado anexo a la necrópolis que ayuda a llenar un vacío histórico, el de los pobladores altomedievales de asentamientos periféricos al mundo romano.

Se tiene información sobre las necrópolis, pero no sobre el mundo de los vivos, así que este proyecto está ayudado a dar a conocer a la gente invisible de la historia. De ahí su relevancia científica y el hecho de que el yacimiento se haya convertido en un foco de referencia en investigación en el ámbito internacional. Científicamente es muy conocido, pero no tanto en el ámbito divulgativo.

El proyecto de excavaciones está liderado por la Universidad de Barcelona, a la que pertenece Karen Álvaro, y cuenta con un presupuesto de unos 10.000 euros, que financia la Junta de Castilla y León, la Diputación de Burgos y el Comunero de Revenga. Se realizan campañas de entre 10 y 15 días y, en esta ocasión, se ha contado con dos alumnos que están realizando sus tesis y otros diez en prácticas, más las investigadoras titulares

*   *   *


Tu Voz en Pinares

EL OBJETIVO QUE PRETENDE LA DIRECCIÓN GENERAL DE PATRIMONIO SE CONSIDERA FUNDAMENTAL PARA LA PRESERVAR LA HISTORIA DE CASTILLA Y LEÓN

Las excavaciones de Revenga, a descubierto gracias a la ponencia sobre arqueología en Burgos

Las arqueólogas Karen Álvaro y Mª Dolores López disertan el jueves 15 a las 18:00 sobre ‘El yacimiento de Revenga y la configuración de la red aldeana altomedieval en el Alto Arlanza’.

El alcalde de Canicosa de la Sierra, Ramiro Ibáñez, considera que los datos de la antigua población son relevantes para la historia de España en una etapa todavía desconocida.

Ramiro y Karen

Ramiro y Karen durante la presentación del libro de Revenga


Tu voz en Pinares

PINARESNOTICIAS.COM 15/03/18

La Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Cultura y Turismo avanza el programa de conferencias sobre las intervenciones arqueológicas realizadas en diferentes yacimientos de la provincia de Burgos durante 2017, iniciadas el 1 de marzo, en el salón de Estrados de la Diputación Provincial y que finalizan el próximo jueves, 22. Los resultados de las investigaciones de los yacimientos de Revenga centran este jueves 15 parte de las ponencias, a la que se suma también los trabajos en Castrillo Mota de Judíos, Valle de Valdivielso y Belorado.

El objetivo del ciclo es concienciar acerca del valor de la arqueología en la tarea común de construir, preservar y transmitir la memoria histórica de Castilla y León.

En esta ocasión, la Edad Media, las transiciones, los centros de poder y las minorías centran los contenidos de la jornada, en la que participarán siete investigadores titulares de los los cuatros proyectos que se presentan, a partir de las 18.00 horas, en el salón de Estrados de la Diputación.

En la primera ponencia, las arqueólogos Karen Álvaro y Mª Dolores López disertarán sobre ‘El yacimiento de Revenga y la configuración de la red aldeana altomedieval en el Alto Arlanza’. Posteriormente, le tocará el turno a los investigadores Mª José Negredo García y Manuel Moratinos que darán a conocer los resultados obtenidos en las excavaciones del yacimiento de ‘La Mota de los Judíos en Castrillo. Investigación de una comunidad judía en el Reino de Castilla’.

El tercer ponente en intervenir, Enrique Díes, hablará sobre ‘Las Cabañas de los Moros: investigación arqueológica altomedieval en el Valle de Valdivielso’ y por último, Juan Oller y Diana de León explicarán el ‘Proyecto de valorización del patrimonio arqueológico de Belorado. La intervención en el castillo’.

Este programa de conferencias complementa la muestra temporal organizada por la Junta de Castilla y León que se exhibe actualmente en las sala de exposiciones del Museo de Burgos hasta finales de marzo, sobre los proyectos de intervención realizados en 21 yacimientos de la provincia.


*   *   *


LOS HALLAZGOS DE RESTOS DE CERÁMICA DIERON UN GIRO COMPLETO A LAS DATACIONES DEL ANTIGUO POBLADO

Las excavaciones en Revenga atraen el interés de varias Universidades españolas

Los trabajos continuarán este verano, en el mes de agosto. La campaña seguirá la línea de investigación abierta en los dos últimos años por parte del equipo arqueológico de la Universidad de Barcelona.

Las excavaciones del poblado de Revenga convierten este enclave en el más dinámico del Comunero. Al grupo de trabajo dirigido por María Dolores López y Karen Álvaro, del Departamento de Historia Medieval, Paleografía y Diplomática de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona se sumarán en este verano arqueólogos de otras Universades españolas.

En la campaña de 2014 se logró precisar que en el entorno de la necrópolis existió un poblado amplio. En las del 2015 se confirmo que la zona estaba densamente habitada ya en el siglo VII, incluso puede que antes, lo que adelantaba en dos siglos la presencia de personas en este paraje, según las previsiones iniciales, para lo que fue básico el hallazgo de los restos de cerámica.

“Lo que han puesto a descubierto supone una revolución”, manifiesta Ramiro Ibáñez, alcalde de Canicosa de la Sierra, municipio que culmina ahora la gestión del Comunero realizada durante este año. Ibáñez confirma que la Junta de Castilla y León respalda económicamente la campaña de excavaciones durante cuatro años, aunque matiza que “este verano no hay mucho dinero para los trabajos”.

LAS AULAS

En los ayuntamientos del Comunero se espera el informe del arquitecto sobre las carencias de las dependencias de las Aulas construidas en madera para el proyecto de conocimiento y divulgación del bosque. El paso del tiempo desde su construcción, unido a las inclemencias meteorológicas, han ocasionado daños en la estructura del complejo, algo que quieren cuantificar los ediles antes de recepcionar la obra, para poder sacarla a a licitación pública.

Desde el Comunero se han solicitado ayudas para la mejora del cerramiento de la zona central de la pradera, con estacas hoy ya en parte deterioradas. Reponer equipamiento en los parques infantiles, pintar la Casa de la Madera, limpiar la depuradora de aguas, mejorar el suministro de agua sanitario, reparar los daños causados por las riadas de principios de año y actuar en el paraje Fuente La Teja, alterado tras las últimas extracciones de madera, son algunas de las necesidades a las que se tiene que hacer frente en el día a dia del Comunero propiedad de los tres pueblos.

pinaresnoticias.com 06 de Junio de 2016 (16:45 h.)


*   *   *


Pinares Noticias


TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS EN EL ASENTAMIENTO RURAL DE REVENGA

Pinachón Canicosa


REVISTA "EL PINACHÓN", CANICOSA 2015

Durante la primera quincena del mes de agosto se retoman los trabajos arqueológicos en el asentamiento rural de Revenga. Estas labores se llevan a cabo por los miembros del Grupo de investigación de arqueología medieval y postmedieval de la Universidad de Barcelona GRAMP-UB, bajo la dirección de la prof. M.D. López, y gracias al apoyo del Comunero de Revenga, Diputación de Burgos y la Junta de Castilla y León. Estos trabajos se enmarcan entre los objetivos científicos del proyecto I+D del Ministerio de Economía y Competitividad titulado, "La formación del paisaje medieval: el origen de la red aldeana en el Alto Arlanza" [HAR2012-33673].

La finalidad de este proyecto es estudiar la formación del paisaje medieval en un ámbito microregional, sobre un territorio que ofrece condiciones favorables, desde una perspectiva interdisciplinar y comparada, privilegiando para ello los resultados ofrecidos por el análisis arqueológico. A pesar de los inconvenientes, es necesario responder, en virtud de los elementos conocidos y de los datos proporcionados por la prospección y el análisis del territorio, a la pregunta de cuál puede ser, al día de hoy, la interpretación de los testimonios arqueológicos conocidos. El estudio de los yacimientos del Alto Arlanza debe partir de un registro arqueológico sobre los asentamientos más emblemáticos del territorio, de los que hasta la actualidad solo conocemos sus vestigios funerarios y desconocemos la composición de estas comunidades rurales.

Estos problemas son extensibles al estudio de las comunidades altomedievales en sectores de la geografía peninsular. Los escasos restos materiales y la precariedad de las estructuras domésticas de estos asentamientos complican particularmente su identificación y estudio. Las huellas, que son por lo general demasiado tenues, responden con frecuencia a elementos negativos, como postes, zanjas y rebajes de cimentación, ofertando ocasionalmente fondos de cabana o silos. La utilización del subsuelo rocoso para el asiento de las construcciones, la ausencia de suelos de utilización, el uso preferente de la tierra, el barro y la madera, que se disponen, en ocasiones, sobre zócalos de piedra, plantean, junto a un registro desigual y poco representativo, un cúmulo de problemas que han hecho de estos testimonios algo intangible a partir de las estrategias de actuación arqueológica tradicionales.

La hipótesis de partida de este proyecto de investigación se sustenta en la presencia de este conjunto de asentamientos altomedievales que se distribuyen por el territorio en estudio. Es preciso elaborar un registro arqueológico completo de estas evidencias, a fin de contribuir a la construcción de una interpretación consistente de un modelo de poblamiento altomedieval que se desarrolla al norte del Duero.

Los yacimientos del Alto Arlanza y, particularmente, sus necrópolis medievales constituyen una mención necesaria en la bibliografía española a la hora de afrontar una visión de síntesis sobre las prácticas funerarias medievales.

Entre los objetivos previsto en el proyecto HAR2012-33673 se encuentran el estudio arqueológico del yacimiento de Revenga, afrontando definitivamente las estructuras rurales de estos asentamientos altomedievales.

Dra. Karen Alvaro Rueda Grupo de Investigación en Arqueología Medieval y Postmedieval. GRAMP-UB Facultad de Geografía e Historia - Univesitat de Barcelona

Revista Pinachón-Canicosa Agosto 2015


*   *   *


Diario de Burgos_2015


Excavaciones en el Comunero

Revenga estaba habitado ya en el siglo VII y densamente poblado

Belén Antón / Revenga - jueves, 13 de agosto de 2015


Las conclusiones de la campaña de excavación de este año adelantan en 200 años la vida en el entorno del Comunero, donde se han hallado estructuras de casas con varias estancias

Un grupo de trabajo dirigido por María Dolores López y Karen Álvaro, del Departamento de Historia Medieval, Paleografía y Diplomática de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona, protagonizó el año pasado una campaña de excavaciones en el entorno de la necrópolis de Revenga que formaba parte de un proyecto del Ministerio de Economía y Competitividad y que incluía una extensión durante este verano, que concluyó ayer con la exposición de unos impresionantes resultados.

Si las conclusiones del trabajo del año pasado determinaban que en el entorno de la necrópolis existió un poblado amplio, las de este año vienen a confirmar que la zona estaba densamente habitada ya en el siglo VII, incluso puede que antes, lo que adelanta en dos siglos la presencia de personas en este paraje. «Empezamos a estar bastante seguros de que como mínimo en el siglo VII estaba habitado, y siempre se había pensado que era sobre el IX o el X», explica Karen Álvaro.

Las restos de cerámicas halladas durante la presente campaña, que arrancó el día 2 y se extendió hasta ayer, han permitido confirmar este dato. «La cerámica es uno de los elementos que ayuda a fijar la cronología con exactitud, y las que hemos encontrado nos han permitido poner fecha y poder afirmar que en el siglo VII ya vivían personas aquí. Estos resultados modifican lo que se venía pensando hasta ahora, ya que la comunidad que habitaba en Revenga es más antigua de lo que se pensaba», detalla.

El trabajo durante estas semanas se ha centrado en tres espacios diferentes muy cerca de la necrópolis y que suponen una superficie de trabajo de unos 200 metros cuadrados. Se ha abierto el mismo espacio en pinaresnoticias.com | 06 de Junio de 2016 (16:45 h.)el que se trabajó el año pasado, al este del enterramiento, y dos nuevos al norte. Mientras que el del año pasado y uno del norte muestran huellas en la rocas que determinan que allí se habían colocado postes y que van a permitir estudiar las dimensiones de las casas, que ya presentaban distintas estancias, en otro de ellos han aparecido restos de muros. «Hemos encontrado partes de estructuras, dos hileras. Algo muy interesante porque determina que vivían en casas distribuidas, con distintas estancias, como mínimo para dormir y para cocinar. De momento hemos encontrado una esquina, no toda la casa».

Este tipo de viviendas, colocadas sobre la roca y muy próxima a los enterramientos, ya que estos pobladores vivían muy cerca de los muertos, eran, según los investigadores, fundamentalmente de madera y también con parte de piedra. «El poblado es enorme y tenemos muchas huellas que nos van a permitir poder contar cómo eran las dimensiones de sus casas. Es muy importante poder conocer como vivían», comenta Karen Álvaro. «Era una comunidad que vivía relativamente bien. Se dedicaban a la ganadería y se aprovechaban de la riqueza del bosque. No sabemos cómo estaban organizados, pero eran locales, no eran romanos ni visigodos».

Destaca la riqueza de este yacimiento y confía en poder seguir investigando sobre él ya que la cantidad de información que están obteniendo es enorme. «Está dando respuestas a muchas preguntas que teníamos, y el trabajo está resultando apasionante porque muestra una evolución, es decir, hemos encontrado pruebas que muestran que en el siglo VII vivían personas, pero también en el X y el XI, por lo que fue habitado por varias generaciones de locales», afirma la investigadora, que asegura que es el primer yacimiento de estas características que se ha abierto en España.

En cuanto al futuro del yacimiento, desde el equipo de investigación confían en que las administraciones sean responsables, se den cuenta de su importancia y ofrezcan los medios para seguir excavando, y por lo tanto, para seguir obteniendo información sobre las comunidades que habitaron este entorno, su origen y su forma de vida. Además, se encuentran a la espera de la resolución de un proyecto solicitado a Europa a través del plan Horizon 2020 para poder seguir investigando, pero sobre todo para poner en valor lo descubierto, revitalizarlo y llenar de contenido la Casa de la Madera.

El equipo que está trabajando en esta investigación presentó ayer por la tarde en la Casa de la Madera del Comunero de Revenga ante el público algunas de las conclusiones de la investigación, mostrando plantas preliminares de las casas, parte del material encontrado y enmarcando lo descubierto dentro del discurso histórico. Al trabajo de campo de estos días le sigue un intenso trabajo posterior de análisis de lo descubierto.


*   *   *


Excavaciones_2014

Los investigadores trabajan en un proyecto del Ministerio de Economía y Competitividad, que comenzó el año pasado. Grupo de Investigación

Diario de Burgos_2014


Necrópolis de Revenga

Investigan cómo y dónde vivían los antiguos pobladores del Alto Arlanza

B. Antón / Quintanar - sábado, 9 de agosto de 2014


El trabajo de campo del equipo científico de la Universidad de Barcelona cuenta con la colaboración del Miniesterio de Economía, la Junta, el Comunero de Revenga y la Diputación.

Conocer cómo y de qué forma vivían las unidades familiares que poblaron la zona del Alto Arlanza, qué tipo de gestión aplicaban a sus espacios residenciales y qué patrones de explotación desarrollaban sobre el territorio circundante son los objetivos del proyecto de investigación que arrancó hace unos días en el entorno de la necrópolis de Revenga y que se extenderá hasta el día 14.

A través de lo que allí se observe durante estos días, el equipo de investigación que traba sobre el terreno pretende poder definir la secuencia temporal de estos asentamientos y analizar la composición de sus estructuras domésticas, resolviendo las múltiples incógnitas que todavía hoy plantean estos testimonios.

Titulado ‘La formación del paisaje medieval: el origen de la red aldeana en el alto Arlanza’, este proyecto está liderado por el Grupo de Investigación en Arqueología Medieval y Postmedieval de la Universidad de Barcelona y cuenta con la colaboración del Ministerio de Economía y Competitividad, la Junta de Castilla y León, el Comunero de Revenga y la Diputación Provincial de Burgos. Además, tendrá continuidad durante el verano del 2015, ya que cuenta con dos anualidades.

Como ocurre en otros lugares, en Revenga, los problemas de visibilidad que plantean los testimonios materiales de estos asentamientos han provocado que el análisis arqueológico tradicional se haya focalizado en el estudio exclusivo de los elementos funerarios, por lo que se dispone de un registro parcial y deficitario de las evidencias aldeanas.

Primeros trabajos

La hipótesis de partida de este proyecto de investigación se sustenta en la presencia de este conjunto de asentamientos altomedievales que se distribuyen por el territorio en estudio, por ello es preciso elaborar un registro arqueológico completo de estas evidencias, a fin de contribuir a la construcción de una interpretación consistente de un modelo de poblamiento altomedieval que se desarrolla al norte del Duero.

Los primeros trabajos de investigación realizados en el trienio 1995-1998 se dirigieron a documentar de forma exhaustiva los grandes conjuntos funerarios de Cuyacabras, Revenga y Regumiel de la Sierra. Nuevas planimetrías y una completa documentación gráfica ampliaron en el caudal de datos sobre los testimonios funerarios aportados por el profesor Del Castillo.

Puesta en valor

La etapa 2000-2004 estuvo dirigida a la adecuación y puesta en valor de los algunos yacimientos como Cuyacabras, Cueva Andrés, La Cerca y Revenga. A través de tres convenios firmados entre los ayuntamientos implicados y la Universidad de Barcelona, financiados por la Junta de Castilla y León, se ha impulsado la revalorización adoptando las medidas para convertirlos en yacimientos visitables. La limpieza, vallado y la señalización han contribuido a aproximar estos testimonios arqueológicos hacia el público en general. Paralelamente, se ha trabajado y se trabaja en la presentación de unas monografías didácticas sobre estos enclaves. Ahora, las investigaciones científicas se centrarán en revelar dónde y cómo vivían aquellos pobladores cuyas tumbas ya han sido estudiadas en numerosas ocasiones y puestas en valor.


*   *   *


Excavaciones 2014_2

Durante esta primera semana, los arqueólogos han procedido a limpiar la zona del yacimiento de Revenga. Azúa

+Información:

Documentos


*   *   *


REVENGA, capital

Romería

Casa de la Madera

Excavaciones

Propuestas ASP


Facebook          WhatsApp


Pelendonia.net
Pelendonia.net

Contacto@AltaSierraPelendona.org Contacto@ASP.org