A

 

     

 

Manifiestos y Comunicados

 

 

15 DE MAYO

 

  LA CASA DEL MÉDICO DE PALACIOS  
 

MONTES Y AUTOGESTIÓN

 

 

SIMBOLOS Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

 

 

LAS NECRÓPOLIS

 

 

MUSEO DE BURGOS

 
     

 

 

 

 

 

15 DE MAYO

 

La Puerta del Sol se abrió…

…Y entró un rayo de luz, y un poco de aire fresco, en la viciada atmósfera de la democracia española. Y no solo en la española.

Quizás, dentro de  un espíritu global que precisa de otros cánones para redistribuir las posibilidades de una existencia digna, nos sorprende un movimiento popular que algunos llaman “espontáneo”, otros se apremian a manipular y otros a arrancar de raíz sus fundamentos.

Lo que sí es cierto es que, mirándonos a los ojos, gran parte de los ciudadanos podemos acordar que la palabra democracia no es, necesariamente, marchamo de calidad, aún siendo el mejor de los sistemas políticos conocidos.

Las democracias occidentales, de considerable andadura, inspiradas en la cultura greco-latina, apenas han consolidado regímenes estables de solidaridad, igualdad, justicia y paz. Sometidas a un descarnado sistema capitalista, hacen oídos sordos a las voces de las minorías mientras se multiplican los desamparados del sistema, se muestran impotentes ante la insolidaridad mundial del hambre o, en el peor de los casos, sostienen, ignoran o alimentan regímenes injustos y conflictos bélicos con los ojos puestos únicamente en los beneficios económicos.

De puertas adentro, nuestra joven democracia gana detractores en la medida en que sus cimientos se debilitan, se enquista en el vicio y los ciudadanos pierden representatividad.

Hay algo que empatiza dentro de todos y es el sentimiento de que las cosas se podrían hacer mejor, de forma más sensata,  y  que el inmovilismo es el principal enemigo de nuestro sistema. En los bocetos de las propuestas de estos movimientos existen, junto a otros, puntos poco criticables y asimilables por cualquiera: igualdad entre españoles, reforma electoral, independencia del poder judicial, control de la clase política, control del capital, vivienda, trabajo… Nada que no esté amparado por la Constitución pero que el anquilosamiento  de instituciones y representantes impide actualizar de forma decisiva.

El problema será siempre el "cómo" se hace, pero nuestras democracias necesitan una regeneración, sobre todo, de carácter humano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA CASA DEL MÉDICO DE PALACIOS

 

Respondiendo a una necesidad evidente, en marzo de 2011, la Villa de Palacios abre la antigua casa del médico como centro interpretativo para visitantes de las necrópolis del Alto Arlanza. Una lanzadera para la conservación y el reconocimiento de este inconmensurable patrimonio, del que esta Villa es el máximo exponente en calidad y cantidad y que, al mismo tiempo, nos pone en contacto con los pobladores y las tradiciones de otros núcleos -muchos desaparecidos- donde podemos admirar esta singular costumbre: Revenga, Cuyacabras, Cueva Andrés, Peñalba, Saelices, La Nava, Pajares, Hornillos, Regumiel, Duruelo, La Cerca, San Martín, Santiuste, San Miguel, Cueva de las Monjas, Prados de Bañuelos, Bustomediano...

 

A lo ancho y largo de tres plantas, bien aprovechadas  y ambientadas por “Aratikos Arqueólogos”, y bajo una esmerada y espléndida atención, nos sumergimos en uno de los fenómenos más singulares de la Península y en una historia pocas veces contada en nuestras aulas.

 

El proyecto no acaba aquí, y la Villa de Palacios pretende profundizar en la recuperación de sus referentes históricos, como pueden ser la multitud de elementos de todo tipo, y de toda época, extraviados, esquilmados u olvidados en fincas particulares o museos como el de Barcelona.

 

Saludamos este interés, especialmente ahora en que parece que nuestros políticos valoran el impulso al turismo, del que el fenómeno de las necrópolis podría ser, y debiera ser, una de sus piedras angulares, lo que implicaría un estudio en profundidad y su conservación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MONTES Y AUTOGESTIÓN

 

La Nueva Ley de Montes aprobada por la Junta de Castilla y León el 26 de Marzo de 2009, nos trajo consigo una agitada controversia de actitudes encontradas durante su trámite.

 

Nuestra Asociación, sensibilizada por la trascendencia de dicha ley, se motivó en la búsqueda de un beneficio global del vecindario de la Comarca, participando de forma activa en una clarificación de sus consecuencias. Con una actitud conciliadora, y siempre con la mirada puesta en la tradición y la defensa de la autogestión de los recursos naturales de la comunidad territorial, asistimos a los primeros pasos de la plataforma “Montes Vecinales”, creada al efecto junto a vecinos afectados, de tendencias y ocupaciones diversas, comprometidos y sensibles ante las nuevas perspectivas.

 

La división palpable en la opinión pública de los ciudadanos, en gran parte condicionada por el bipartidismo político, no ha podido evitar que la ley haya sido tramitada, pese a los recursos interpuestos, que quedan pendientes de resolución.

 

Como conclusión, nos siguen quedando serias dudas de que está ley pueda beneficiarnos a todos como Comunidad, garantizando el respeto a la gestión, explotación y protección hereditaria de nuestros montes. Nos queda la idea de que, extraviados en diatribas partidistas, perdidos en rencillas arcaicas, ni políticos ni ciudadanos somos aún capaces de consensuar una postura común ante las cortes de Valladolid, o de Madrid. Y que, si va a seguir siendo así por más tiempo, quizás sea ya el momento de que un movimiento autogestionario nos ponga por encima del juego bicolor, propugnando la voz de una comarca unida que arrastra graves problemas de identidad y de supervivencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SIMBOLOS Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

 

Como resultado de un concurso abierto en Internet, adoptamos y realizamos en tela nuestra “bandera pelendona”. No es que hubiera habido mucha participación, ni demasiadas sugerencias, pero el concurso tampoco quedó desierto. Un pequeño objetivo nuestro es el de mostrarla en las diversas celebraciones festivas de la Comarca –como ya hemos hecho en algunos lugares- con la idea de estimular la curiosidad y el conocimiento sobre nuestra cualidad social más representativa conforme a nuestros orígenes, promoviendo además su necesario estudio. Lo consideramos una actividad simbólica y constructiva para el interés de todos.

 

Sin embargo, hemos podido comprobar la reticencia, la negativa, y lo esquivo de algunas actitudes, oficiales y paisanas, en algunos casos por identificarla con la bandera española republicana, quizás por el morado.

 

Para nosotros quedaba clara la intención del autor/a del diseño en cuanto al significado de sus colores: el morado castellano, el amarillo de cereales y pastos, y el verde del bosque. Además, el símbolo con el báculo numantino (Numancia, ciudad pelendona) unido al jinete celtíbero de Revenga, con los brazos en cruz, que se añadió después.

 

En cuanto a su mala interpretación, quizás debamos aclarar dos cuestiones:

 

Como Asociación cultural, y como personas, respetamos el libre pensamiento, incluido el republicano, mientras se asuma y respete el orden constitucional actual. Y, por otra parte, debemos recordar que el morado de la bandera republicana correspondía a Castilla, color devenido a su vez del estandarte rojo carmesí original, desleído por trasiegos, batallas y campañas, y no a la inversa.

 

No renunciamos a nuestro estandarte castellano, raído por nuestras gestas. Tampoco a nuestra España Constitucional y democrática.

 

Prejuicios aparte, reivindicamos que nuestra bandera no es ni más ni menos que un símbolo cultural que nos invita a unirnos a todos en torno a una realidad histórica común que está lejos, o por encima, de las discrepancias políticas y de los juegos partidistas, de intereses y de opinión a los que se somete a los ciudadanos. No acabamos de entender las reservas ni la apatía de nuestros representantes políticos hacia el estímulo y la libre expresión de nuestra cultura.

 

Bien es cierto que dudosamente nos ampara un derecho legal, que nuestro símbolo no es oficial, y que no es representativo –aún- de la inquietud de la mayoría, pero consideramos que no estaría de más la colaboración de todos en mantener, fomentar y enriquecer nuestra identidad comarcal, solidaria y de parentesco, que ha pervivido durante siglos a pesar de las divisorias administrativas y los avatares políticos

 

En esta esperanza trabajamos y en esta esperanza solicitamos el apoyo y la comprensión de nuestros paisanos. Gracias a todos, y pedimos disculpas por si nuestro tesón nos hace “incómodos” con nuestra bandera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los alcaldes pinariegos exponen su proyecto común de necrópolis

 

Borja Suárez se reunió ayer con los primeros ediles de Palacios, Quintanar, Regumiel y Canicosa

 

La Voz de Pinares 22 de febrero de 2008

 

http://www.lavozdepinares.com/index.php?command=show_news&news_id=1107

 

ASP 25-II-2008

 

La Asociación Cultural Alta Sierra Pelendona quiere mostrar su apoyo ciudadano a este proyecto. No en vano, entre las propuestas de la Asociación figura la protección y conservación de estos enclaves, si bien en este caso, además de la utilización de pasarelas y vallas, propondría el estudio sobre la viabilidad de la instalación de sencillas cubiertas que los protegieran del agua, del hielo y otros agentes atmosféricos, considerándolos igualmente perjudiciales para la conservación de la roca.

 

Por otra parte, ASP se congratula, y mucho, por la determinación mostrada por Diputación para la realización de un meticuloso estudio de catalogación con el fin de determinar el momento histórico exacto sobre la aparición de los enterramientos y, si pudiera ser, añadiría el análisis de grafismos y otros testimonios que nos pudieran revelar, o confirmar, la "reutilización" de determinados lugares sagrados de otras culturas, como parecen indicar algunas muestras.

 

Alta Sierra Pelendona felicita a los ediles por esta iniciativa y anima a los organismos superiores a que hagan de esta una tarea irrenunciable. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CORREO (A la atención de la Dirección del Museo de Burgos)

ASP 2-IV-008

 

Saludos cordiales

 

Formamos una Asociación que tiene como principal objetivo la promoción del estudio y de los conocimientos en torno al grupo étnico de los pelendones.

 

En una de nuestras visitas al Museo, y en el pequeño apartado que hace referencia a los celtíberos, hemos podido observar cómo, en la relación que afecta a esta época, se detallan los pueblos que conformaron el sustrato poblacional burgalés. Hemos creído oportuno llamar la atención sobre el hecho de que el pueblo de los pelendones no está entre ellos.

 

Somos conscientes de la escasez de documentación, de conocimientos, y de que son necesarias excavaciones arqueológicas y cierta consideración sobre el aporte étnico y cultural de esta población a nuestra realidad histórica. No obstante, y valorando objetivamente la trascendencia ilustrativa del Museo, sería muy gratificante para nosotros que se subsanara esta imprecisión y los pelendones figuraran, al menos, junto al resto de pobladores originarios en el texto mencionado. Y si lo consideraran oportuno, agradeceríamos igualmente una breve reseña de lo que pudo suponer en esta zona geográfica de nuestra provincia, y adyacentes, el asentamiento de la tribu celta -o pre-céltica- de los pelendones.

 

En esta confianza agradecemos su atención, y el trabajo que realiza el Museo como representación viva de nuestra cultura,

 

Asociación Cultural Alta Sierra Pelendona

 

 

 

 

 

 

 Pelendonia.net

***

 

Asociación Cultural sin ánimo de lucro

CUOTAS Y DONATIVOS:  Caja Burgos 2018 015101 3020000230

 

 
     
 

 

Powered by Pueblo's de Pelendonia Canicosa de la Sierra - Pinares BU-SO - Demanda y Urbión